Reseña #7 [Los ritos del agua - Eva García Sáenz de Urturi]

        


Los ritos del agua
de Eva García Sáenz de Urturi

Trilogía de la Ciudad Blanca
2. Los ritos del agua

Género | Novela negra / Thriller
Editorial | Planeta
Fecha de publicación |  Abril del 2017
Páginas | 448

Ana Belén Liaño, la primera novia de Kraken, aparece asesinada. La mujer estaba embarazada y fue ejecutada según un ritual de hace 2600 años: quemada, colgada y sumergida en un caldero de la Edad del Bronce. 1992. Unai y sus tres mejores amigos trabajan en la reconstrucción de un poblado cántabro. Allí conocen a una enigmática dibujante de cómics, a la que los cuatro consideran su primer amor. 2016. Kraken debe detener a un asesino que imita los Ritos del Agua en lugares sagrados del País Vasco y Cantabria cuyas víctimas son personas que esperan un hijo. La subcomisaria Díaz de Salvatierra está embarazada, pero sobre la paternidad se cierne una duda de terribles consecuencias. Si Kraken es el padre, se convertirá en uno más de la lista de amenazados por los Ritos del Agua.


Sobre la autora Eva García Sáenz de Urturi

Autora española, Eva García Sáenz nació en el País Vasco, pero cursó estudios de secundaria, así como su formación como óptica y optometrista, en la ciudad de Alicante. En 2012 terminó el manuscrito de la que se convertiría en su primera novela, La saga de los longevos. En principio, ninguna editorial tradicional se interesó por su historia, por lo que decidió apostar por la autoedición digital en Amazon.

Debido al notable éxito que tuvo con la novela, convirtiéndose en uno de los libros más vendidos en Amazon en 2012, logró dar el salto al mercado editorial en papel, de la mano de importantes editoriales. No sólo vio publicada de nuevo La saga de los longevos, sino que desde entonces ha escrito libros como Los hijos de Adán, dentro del mismo universo, así como la novela negra El silencio de la ciudad blanca o Los ritos del agua.



Opinión personal

Después de leer El silencio de la ciudad blanca me quedé con muchísimas ganas de seguir leyendo acerca de los personajes, su vida y sus investigaciones. Por suerte, la autora nos ofrece de nuevo esto y más en Los ritos del agua.

En primer lugar aclarar que, aunque es un libro que se puede leer de manera independiente al resto de la trilogía, es muy recomendable leerlos en orden. Aun así, para quienes prefieren leérselo por separado, en el libro se van haciendo pequeños incisos acerca de lo que ocurrió en El silencio de la ciudad blanca de modo que el lector no se perderá si no se la ha leído. 

Esta vez nos encontramos a un Unai abatido y destrozado a pesar de haber sido capaz de resolver el caso de los dobles asesinatos del dolmen. Tras recibir un disparo, nuestro protagonista queda desprovisto del habla (afasia de Broca) y se aleja del cuerpo de investigación, recluyéndose en el pueblo que le vio crecer, Villaverde. Allí, junto con su abuelo y su hermano Germán, vive tranquilamente hasta que le llegan dos noticias que le harán replantearse el rumbo que está tomando su vida: por una parte, Alba le confiesa que está embarazada y que no sabe si es hijo suyo o de Nancho; por otra, el descubrimiento de una muerte que le toca de cerca. Han encontrado a Ana Belén Liaño, su primera novia, asesinada por medio de un ritual celta de hace 2600 años: colgada, quemada y sumergida en un caldero de la Edad de Bronce. Ante esta nueva situación, Unai se reincorpora con el fin de destapar la verdad tras el caso y así estar también más cerca de la que podría ser madre de su hijo.

A partir de aquí la novela empieza a intercalar capítulos hablando del pasado -1992- y la historia de cómo Unai conoció a Annabel Lee (el alias de Ana Belén) y el presente -2016-, siguiendo los avances de la investigación.

1992

Unai se va junto a su grupo de amigos  (Asier, Lutxo y Jota) a reconstruir un poblado cántabro con el fin de que uno de ellos -Jota- se olvide de los problemas que le aguardan en casa. De la mano de Saúl, profesor de antropología, los cuatro amigos experimentarán una serie de sucesos que cambiarán sus vidas.

Allí conocen a Ana Belén, apodada por ella misma como Annabel Lee en referencia a un relato de Edgar Allan Poe. Ella, una misteriosa muchacha cuya pasión es dibujar cómics, irá conquistándolos uno a uno. De este modo, todos ellos irán cayendo bajo sus redes y perdiendo la inocencia por el camino. Un grupo de amigos que habían llegado más unidos que nunca se verán abocados a una serie de conflictos que les hará replantearse su amistad tal y como la conocían.
2016

Junto a un nuevo equipo de investigación, integrado también Estíbaliz y Alba, Unai deberá ir recabando información para entender el modo de actuar del nuevo asesino que actúa en lugares emblemáticos del País Vasco y Cantabria.  De este modo descubren que los asesinatos se realizan en base a unos ritos celta de fertilidad -los ritos del agua- y que se ciernen sobre aquellos que esperan hijos y no son considerados por el asesino como buenos candidatos para ser padres.

Al mismo tiempo el protagonista se enfrentará a su propio infierno personal. Por un lado, tendrá que someterse a terapia para recuperar el habla, pues hasta ahora había hecho uso de la tecnología para comunicarse. Por otro, se encontrará ante la tesitura de convertirse en padre, volviendo a Alba y a él en posibles objetivos del asesino.























Esta novela la cogí con cierto miedo a que se repitiese el patrón descriptivo de la entrega anterior. Como ya mencioné en la reseña, tanta descripción de la ciudad me había sobrecargado e incluso me hizo disfrutar menos de la obra. Sin embargo, con Los ritos del agua nos encontramos con todo lo contrario. El peso recae sobre la trama y los personajes dejando a un lado detalles más prescindibles.

Otro punto a su favor me atrevería a decir que son las referencias y apariciones de personajes que fueron fundamentales en El silencio de la ciudad blanca. Cuando me encuentro con una saga -en este caso trilogía- me gusta que haya una cierta continuidad. De este modo aprendes sobre la historia de los personajes y también ves su evolución conforme avanzan las páginas. Me hizo especial ilusión que volvieran a aparecer personajes como MatuSalem, Golden, Tasio e Ignacio. La autora hace un gran trabajo envolviéndolos en la trama sin que suene forzado y quede fuera de lugar. Por otra parte, me encanta que ninguno de ellos sea plano, ni siquiera el personaje más secundario. Cada uno crece a su ritmo y manteniendo su esencia. El gran cambio que Unai experimenta desde las primeras páginas hasta las últimas es una de las cosas que más destaco del libro, pues se hace de forma tan gradual que apenas te das cuenta. Es una construcción muy realista de un personaje.

Un punto más a favor de la novela es el trato que se le da a temas tan delicados como el abuso y las enfermedades mentales. En el caso del primero expone de forma muy explícita lo que conlleva sufrir abusos y cómo de importante es prestar atención a nuestro entorno.

Verás, creo que por mucho que nazcas con una personalidad fuerte y de superviviente, que no permitas las palizas, los malos tratos, los abusos..., la realidad se impone en la infancia, y si eres un niño o una niña con un cuerpo de veinte kilos, no puedes evitar que un adulto te convierta en una víctima de su fuerza. Y pienso que sigue pasando cada día. Me refiero a la violencia intrafamiliar, a los abusos no detectados, no denunciados, a veces permitidos por madres que miran hacia otro lado. ¿Cómo evitan esos niños y niñas más débiles físicamente convertirse en víctimas? Es imposible, no pueden. Después quedan secuelas en un carácter que de otro modo no habría tenido rasgos patológicos.
En el caso de las enfermedades mentales, destaco ya no sólo la mención de la salud mental sino la reivindicación de su importancia y la necesidad de erradicar la estigmatización de aquellos que las sufren. Además, recalco lo bien llevados que están los temas psicológicos tales como diagnósticos y tratamiento terapéutico y farmacológico. Se agradece ver documentación bien hecha al respecto.

Ser psicótico no significa ser violento. Es un error muy común que impide que estos enfermos estén plenamente aceptados en la sociedad y es un auténtico escollo para su recuperación. Solo un pequeño porcentaje de ellos delinquen y ese porcentaje es idéntico a los que delinquen sin tener ninguna enfermedad mental.
En cuanto a la narrativa, sigue funcionándole muy bien a la autora entremezclar el pasado con el presente hasta que los hilos argumentales confluyen y le dan sentido a la historia.

Como contrapartida diría que la resolución del caso envuelve muchas coincidencias y en ocasiones pierde credibilidad. Sin embargo, el factor sorpresa sigue estando presente así que cumple su función.


En definitiva...

Me ha gustado...

Ha dejado la descripción ambiental en un segundo plano, los personajes presentan evoluciones muy marcadas y realistas y se han tratado temas delicados desde el respeto y a partir de un muy buen trabajo de documentación.


Te gustará si...

Si te gusto la anterior entrega y disfrutas de un caso policial bien llevado.
No me ha gustado

Se dan muchas coincidencias que le hacen perder un poco de credibilidad al relato. Además, aunque en esta entrega está menos presente y hay más colaboración policial, Unai sigue siendo un tanto kamikaze al actuar en solitario.


Mi puntuación
                   





















10 comentarios:

  1. Esta saga no la conocía pero el género no es para mí así que a pesar de todo no creo que sea para mí.

    Besos =)

    ResponderEliminar
  2. Hola guapaa
    Soy nueva por tu blog^^
    El primero me encantó y tengo este pendiente por lo que paso de puntillas jeje
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mí todos los puntos que quedaron flojos en el primero los mejora en este. Ya me contarás qué te parece :P

      Eliminar
  3. Pinta bien, se ve interesante, aunque tratándose de una trilogía me da algo de pereza. Aun así, viendo tus buenas impresiones, no lo descarto.

    Un beso ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo bueno de empezar una trilogía es que si el primero no te convence lo puedes dejar y abandonarla. Pero si te gusta... Aún puedes disfrutar más de la historia en las demás entregas. Ojalá te animes porque no decepciona para nada :D

      Eliminar
  4. Hola!
    Gracias por pasarte por mi blog, te devuelvo la visita. Estos libros me los han recomendado muchísimo varias personas pero aún no he podido ponerme con ellos aunque espero poder leerlos tarde o temprano. Me ha gustado como has separado las dos líneas temporales ^^
    Un beso!

    ResponderEliminar
  5. Hola!
    Acabo de descubrir tu blog por la iniciativa Seamos seguidores. Ya te sigo y te estaré leyendo :)
    Te dejo el link del mío y te animo a que te pases: https://heaveninbooks.blogspot.com.es
    Un besito.

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola!

    Este libro me llama muchísimo la atención. La verdad es que parece bastante interesante :) Por cierto, acabo de entrar a tu blog por primera vez, y la verdad es que ¡me encanta!

    ¡Nos leemos!

    Mireia - Bitácora literaria | El bosque de Diástole.

    ResponderEliminar
  7. Hola, yo estoy en huelga con esta autora, hasta que no termine con los longevos no voy a leer nada de ella, lo siento, soy mala, lo sé, pero ella no se queda atrás, dejándonos con la historia sin concluir en un mar de incertidumbres. Que no, que hasta que no termine la primera no me lio con la segunda (a las trilogias me refiero) Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, pues a la Saga de los Longevos también le tenía ganas. Te haré caso y no empezaré hasta que se ponga el día entonces.

      Eliminar